La transferencia de conocimiento en la 'sociedad de plata'

Nos encontramos en un contexto en el cual comenzamos a ser conscientes del cambio generacional que se está produciendo en el planeta y que se caracteriza por el incremento de la población envejecida, relacionado con el aumento la esperanza de vida de las personas. Si nos centramos en el caso español, los casi 83,5 años de media hacen que sea uno de los países con mayor esperanza de vida a nivel mundial. Y esto es solo el principio.

La transferencia de conocimiento es una de las claves fundamentales para la sociedad del futuro

Un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con el Imperial College London, la Universidad de Northumbria y la Universidad de Washington estima que en 2030 la población de algunos países desarrollados superará los 90 años.

Esta situación, novedosa para todas las sociedades, está haciendo que surjan nuevas oportunidades tanto en el ámbito económico como en el científico. En el campo de la investigación social, la nueva línea que está surgiendo va ligada a la ‘sociedad de plata’, que aborda este nuevo paradigma demográfico al que debemos prestar atención ya que el desarrollo futuro depende de cómo se aborde en la actualidad.

Como se afirma en este artículo de Mayores UDP, medio especializado de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España, ‘La Economía que viene es de plata’, con el incremento de la población envejecida surgen nuevas oportunidades que deben ser abordadas desde una perspectiva multisectorial, involucrando a todos los agentes sociales.

Así pues, desde nuestra entidad nos parece interesante hablar de ‘sociedad de plata’ para referirnos a este nuevo paradigma social. Ante esta novedosa situación, se debe desarrollar un modelo de sociedad sostenible en el que se persiga una mejor calidad de vida de las personas mayores, para garantizar su independencia el mayor tiempo posible o incluso alargar su esperanza de vida.

La importancia que comienza a adquirir el envejecimiento en nuestra sociedad ha hecho que en el campo de la investigación social empecemos a hablar de la ‘transferencia de conocimientos’, que incorpora el saber a una cadena de valor de la que se obtienen rendimientos económicos, sociales, profesionales, etc., en vez de ‘transmisión de conocimientos’, que busca la mera publicación, divulgación o enseñanza.

El nuevo paradigma social ha hecho que comencemos a hablar de una 'economía de plata' para referirnos a las oportunidades que nos brinda el envejecimiento de la población

Este paradigma emergente está empezando a visibilizar la necesidad de atención al cambio demográfico en los diferentes programas de investigación europeos (Horizonte 2020) y nacionales, contemplando el reto “Salud, Cambio Demográfico y Bienestar”. En el caso de Andalucía, la recién aprobada Ley de Servicios Sociales  pone de manifiesto cuestiones como la promoción de investigación e innovación social, la promoción de la autonomía personal de las personas usuarias y su empoderamiento.

En la Fundación Ageing Lab sabemos que la transferencia del conocimiento es una de las claves fundamentales para la sociedad del futuro. Por esta razón, hemos puesto en marcha una serie de mecanismos que se alinean con dichos elementos: Living Lab Social y el Modelo de Envejecimiento Digno y Positivo (EDP).

Living Lab Social se basa un modelo de ‘open innovation’, innovación abierta, que aporta un entorno de la vida real donde se promueve la opinión de la persona mayor en el diseño y rediseño de productos, servicios e iniciativas destinadas a este segmento de población, pasando a ser protagonista, y dejando de ser actor pasivo.

Otro de los proyectos que llevamos a cabo en Ageing Lab para la puesta en valor de buenas prácticas para que la intervención vaya más allá, trabajando para un envejecimiento Digno y positivo, es el Modelo EDP. Este planteamiento plasma e invita a abordar el envejecimiento de la población desde la necesidad de replantearse la intervención en base a unos principios y criterios, y con el objetivo de que las personas mayores puedan tener la oportunidad de un desarrollo vital apropiado.

En Ageing Lab trabajamos para crear una sociedad para todas las edades

Cuando se habla de transferencia de conocimiento hay un concepto que es muy importante destacar y que es uno de los principios que rigen el Modelo EDP: la investigación colaborativa. En este canal de intercambio de ideas es muy importante la participación de los centros de estudios y universidades, la industria, las instituciones gubernamentales y las empresas especializadas, así como la involucración de la sociedad. Estas relaciones y transferencias de conocimientos conducen a nuevas oportunidades que ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas.  

En Ageing Lab trabajamos por la transferencia del conocimiento y el establecimiento de sinergias que aglutinen todas las iniciativas de mejora en todos los campos, que involucren a los agentes sociales para impulsar acciones que mejoren la calidad de vida de las personas y poder así crear una sociedad para todas las edades.

Facebook
Twitter
Linkedin
Blog People on the Planet